Paginas Web Profesionales

Google Analytic

Una herramienta de analítica web que nos sirve para analizar las sesiones de un sitio web. Se trata de aprender y mejorar  toda la información que nos ofrece Google Analytics a través de sus informes.

Gracias a estos informes sabremos si el contenido que estamos ofreciendo es relevante para el usuario o, por el contrario, está perdiendo interés.

De esta manera podremos crear y mejorar nuestra estrategia de marketing con nuevas acciones, para retener, fidelizar y obtener conversiones.

Analytics “ofrece información agrupada del tráfico que llega a los sitios web según la audiencia, la adquisición, el comportamiento y las conversiones que se llevan a cabo en el sitio web. Y es que Google Analytics es la herramienta dominante. Ofrece más datos y métricas que ninguna otra.

De hecho trabaja sobre elementos tan variados e importantes como los siguientes:

  • El número de visitas
  • La duración de las mismas
  • Las fuentes de tráfico
  • Las páginas visitadas

También actúa sobre apartados como:

  • Las secciones preferidas por tus usuarios
  • Keywords utilizadas
  • Detalles técnicos de los dispositivos de los visitantes. Ahí entrarían los navegadores que los usuarios utilizan o sus sistemas operativos móviles.

Pero lo que de verdad hace a Analytics la herramienta más completa es que es compatible con el resto de herramientas de Google. Así, es posible combinar Analytics con AdWords, Blogger o YouTube. De hecho, todas las herramientas de Google en las que se contabilizan visitas y tráfico pueden combinarse y complementarse con Google Analytics. Además, existen diferentes recursos atractivos para Analytics disponibles en Google Chrome. Puedes jugar con ellos también.

Cómo funciona Google Analytics: Procesos

Los negocios o establecimientos comerciales fuera de la red usualmente tienen un horario determinado, puesto que el personal debe descansar.

No ocurre de igual forma con el comercio online, puesto que estas páginas se encuentran disponibles en cualquier momento.

De esta forma tu negocio permanece abierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

 

Cómo funciona Google Analytics: Procesos

El programa de analíticas puede recoger información de tu sitio gracias al código JavaScript que debes incluir en tus páginas y las cookies que se generan una vez que el usuario accede a la web a través de un navegador.

De esta forma toda Google Analytics registra la actividad de tu usuario desde que llega hasta que abandona tu sitio web y lo transforma en diferentes informes con gráficos y datos estadísticos para que sea más fácil conocer la evolución.

Su funcionamiento se basa en tres procesos: La recogida de datos, el procesamiento de los mismos y la creación de informes. No obstante, para comenzar con leo proceso, al igual que en toda estrategia deberás fijar unos objetivos.

Asimismo, aunque realmente son tres los aspectos importantes, para ofrecerte una información más completa, vamos a hablarte también de la configuración.

1.- Recopilación de datos

ejemplo de código JavaScript de Google Analytics

Google Analytics usa un código JavaScript para recopilar información de sitios web. De esta manera, Analytics registra una visita cada vez que un usuario ve una página con el código de Google Analytics. En el caso de las aplicaciones para dispositivos móviles, es necesario agregar un código adicional a cada “actividad” de la que quiera realizar un seguimiento.

Para que entiendas el proceso de recogida de datos te lo explicaremos paso por paso:

  1. El servidor responde enviando la página que se solicita al navegador del usuario. De esta manera, una vez que el navegador analice los datos se pondrá en contacto con otros servidores que tratarán algunas partes del código de esa página solicita. Así funciona el código de Seguimiento de Google Analytics.
  2. A continuación el navegador del usuario que visita tu página le pide ese código a Analytics. La plataforma se lo envía y se guarda en un fichero llamado Urchin.js. Mientras se ejecuta el código se estudian los atributos comentados anteriormente del visitante y de su navegación.
  3. Una vez se han recogido todos los datos, el código crea unas cookies en el ordenador del usuario visitante.
  4. Cuando las cookies ya están definidas, el código envía toda esa información al servidor de Google Analytics mediante la petición de un fichero GIF invisible.
  5. A continuación guarda los datos en otro fichero llamado Fichero de Logs y crea un apartado de datos en el mismo por cada página vista. Estos datos incluyen aspectos como la fecha y la hora, el buscador del que viene el visitante, el número de visitas, etc.

2.- Procesamiento de datos

Una vez recopiladas las interacciones de un usuario Google Analytics comienza el procesamiento de datos para transformar los datos sin procesar en datos útiles que te aporten conocimiento. Para procesarlos, cada uno de los apartados de datos se analizan por separado. Es decir, se dividen sus atributos.

Google Analytics transforma cada atributo en elementos que denomina ‘campos’. De esta manera, por ejemplo la dirección IP se convertirá en el campo “IP del visitante”. Cada apartado o línea proporciona varios atributos y cada uno de ellos se almacena en campos diferentes.

Si trabajas a diario con Google Analytics es probable que te hayas enfrentado a la definición del modelo de atribución que te ayude a extraer valor de los datos. Es muy importante que definas el modelo muy bien, de esta manera mejorarán los resultados.

3.- Configuración

Google Analytics aplica su configuración (por ejemplo, filtros) a los datos sin procesar. Cuando se han procesado los datos, se almacenan en una base de datos. Una vez procesados e insertados en la base de datos, ya no es posible modificarlos.

De esta manera se podrá controlar cómo aparecen estos datos en los perfiles de Analytics que has creado en tu cuenta.

4.- Generación de informes

Los informes resultantes pueden consultarse tanto desde el propio servicio web de Google Analytics, www.google.es/analytics como desde otros espacios para lo que es necesario utilizar las APIs de informes.

Cada informe se crea en base a comparaciones de campos. Es decir, se tienen en cuenta aspectos como por ejemplo la ciudad del visitante o su ratio de conversiones.

Finalmente, una vez que los datos se almacenen en la base de datos el proceso se da por concluido.

¿Qué métricas son las más importantes en Analytics?

¿Sabes cómo sacarle el máximo partido a esta herramienta? Vamos a presentarte las tres métricas más importantes y esenciales en Analytics que serán fundamentales para optimizar tus resultados.

 

métricas de Google Analytics

1.- Tiempo medio en la página

Se trata de una métrica que viene a calcular el tiempo que el usuario pasa de media en tu sitio web. Este tiempo es promedio, es decir, hace referencia al común de los visitantes.

Google Analytics te ofrece un dato sobre el tiempo medio de permanencia en el sitio web, pero no de cada usuario en particular.

Este dato puede ayudarte a desvelar la importancia de factores como:

  • El nivel de interés suscitado en el lector.
  • La velocidad de lectura  media de la página.
  • El nivel de engagement de tu página web.

Además, es interesante combinar este dato con el referente a la relación entre la extensión del contenido y el tiempo de permanencia. Si tu contenido es extenso pero el tiempo de permanencia no pasa del minuto, algo está pasando.

El tiempo de permanencia es un dato esencial para algunos sitios web, sobretodo aquellos centrados en poner en valor sus contenidos. Sin embargo, para cualquier página web, un tiempo de permanencia más alto siempre es sinónimo de éxito.

2.- Referencias

¿De dónde vienen los usuarios? Una de las mejores maneras de conocer la procedencia de los lectores de tu sitio web es saber qué otros sitios web enlazan con el tuyo.

Los referrals, o referencias, son los indicadores que te darán cuenta de qué sitios web o fuentes provienen tus lectores. Este dato se muestra en forma de tabla que tiene en cuenta aquellas fuentes de tráfico que te proveen de tráfico.

En esta tabla también se muestra el número de usuarios provenientes de un sitio web así como la cantidad de tráfico que llega desde sitios genéricos. También se analiza el tráfico orgánico, que es aquel que llega o bien por acciones SEO (posicionamiento en buscadores) o por usuarios que entran directamente en tu sitio web.

El dato de los referrals es imprescindible. Conocer los sitios que te hacen referencia y que te nutren de tráfico es un dato básico que te permitirá construir puentes con ellos. Recuerda que uno de los pilares para poder posicionar mejor en Google es conseguir enlaces de valor hacia tu sitio web. Para ello es imprescindible contar con datos como las referencias.

3.- Intereses

Uno de los aspectos esenciales del marketing consiste en encontrar e identificar a los usuarios, a las personas que puedan estar interesadas en tu oferta. Esto lo puedes hacer, entre otras formas, conociendo sus intereses. Para el marketing de contenido es imprescindible saber los intereses y temas que mueven a tus clientes.

Si quieres conectar con los clientes es necesario disponer de información sobre ellos. Google Analytics te ofrece esta información por medio de las palabras clave o conceptos utilizados en la búsqueda. Los intereses son los temas y palabras que hacen que los clientes lleguen hasta ti. ¿Qué idea hace interesante tu sitio web?

Los intereses generados te darán cuenta del tipo de usuario que entra en tu página web. En combinación con otras métricas, será posible analizar los intereses de los clientes. Mediante estos intereses podrás especificar mejor las palabras clave que utilizas en tu sitio web. Lo que te ayudará a generar campañas de marketing online con más posibilidades de éxito.

Es posible que tengas mucho tráfico en tu web pero pocas conversiones, deberás fijarte entonces en los embudos de conversión que hayas fijado en Google Analytics. De esta manera podrás conocer cómo funciona tu sitio web, el número de usuarios que han llegado a través de diferentes canales, qué páginas funcionan mejor o en qué páginas debes comenzar a dar un cambio radical. En definitiva, optimizar las conversiones de tus webs. Para medirlo también podrás utilizar los mapas de calor.